2017

Algunas personas  ven a Dios sólo en algunos sitios pero como decía Santa Teresa : “También entre los pucheros anda el Señor ”.

Abajo, en el salón parroquial, hay mucho más: entrega hacia los demás, perdón,  generosidad, trabajo, agotamiento, alegría, amistad …familia.

Dios está con esas personas enfermas, o no, que nos alegran con su presencia, nos regalan su cariño, su trabajo y nadie les conoce, en esa persona que se declara no católica y se acerca “asustada” porque no está nuestro niño Jesús en el Nacimiento, en los que sólo vienen buscando alguien que le escuche, un  poco de cariño, aquellos que no pueden casi bajar las escaleras, o los que sólo bajan a regalarlos unas sonrisas, un villancico … un poco de aliento y alegría.

Os queremos dar las gracias a TODOS.

Un año más la Navidad ha entrado en nuestros corazones.

 

 

Esperamos que nadie se haya ido sin una sonrisa.